Blogger Template by Blogcrowds.

El friki que quería ser héroe

¿Alguna vez se han preguntado sobre su existencia? ¿Qué diablos hacen acá? ¿Para que fueron enviados?

Una vez lo hice, ahora ya no (y la verdad dudo que alguien se haya arriesgado a enviarme a hacer algo).

Al igual que cualquier cosa en este mundo, mi principal función es ocupar espacio (y lo hago muy bien, pues abarco bastante), ahora, que me dedique a justificar mi existencia es lo que me diferencia de muchos. Y bueno, supongo que tampoco lo hago bien, pues mas de uno considera que lo que hago no tiene ningún beneficio.

Lo que si siento, es que soy diferente. Cuestión de estilos más que nada. Bueno, tampoco es cosa de sentirme como un desadaptado o de estar en la posición de “nadie me comprende”. Para nada. Eso se los dejo a los pobres infelices que piensan que deprimirse, auto lastimarse y hasta suicidarse, son las mejores maneras de escapar de este mundo cruel. Ustedes saben, esos tipos que se ponen tristes y quieren llevarse con su depresión a todos los que lo rodean. Pero conmigo no van a poder, ¡no señor!, a mi no se me convence tan fácil. Claro que me deprimo a veces (cuestiones amorosas sobretodo), pero el pensar en quitarse la vida, es una exageración. Y eso que las cosas que me han pasado, en verdad son para deprimirse (en una ocasión hacíamos a modo de broma con un amigo, un conteo de todas las mujeres de las que me he enamorado y me han rechazado… si, el conteo dejó de ser gracioso cuando sobrepasó los dedos de ambas manos). No justifico el asesinato bajo ningún concepto (claro que hay algunas personas que se les debería dar un plazo a que justifiquen su existencia, caso contrario sería mejor que vieran como sigue la vida de los demás desde el otro mundo).

En vez de atormentarme con las cosas “terribles” del mundo, decidí hacer algo para cambiarlo.

Me gusta ayudar a la gente, y no necesito superpoderes para hacerlo (bueno, siempre los he querido, pero como no se han presentado, pues ni modo).

Claro, ayudo a mi manera, estas son las cosas que hago para un mundo mejor:

- Trato de llevar alegría y optimismo a donde vaya (solo faltó el “sonríe Ecuador, somos gente amable”)

- Intento ayudar a las personas, a veces me dicen que debo preocuparme un poco más por mi que por los demás, pero no se puede (soy bueno dando consejos, pero no aplicándolos en mi vida personal…)

- Una de las cosas más importantes, trato de escuchar y hacer buena música, y de distribuirla; así contribuyo a eliminar las porquerías que se escuchan ahora. Esto no es broma, alguien dijo una vez: “Un buen concierto de Rock puede cambiar al mundo”.

- Aquí van las cosas que odio, que son malignas y voy a intentar disminuirlas de la sociedad, aunque sea persona por persona: La injusticia, la mediocridad, la violencia sin sentido y el reggetón (mientras menos mejor).

Claro, decir estas cosas y hacerlas son dos cosas totalmente distintas, pero me esforzaré para continuar en mi misión. Ahora, que le pido al mundo a cambio, nada. Bueno, tal vez que me ayudaran a encontrar el amor (una vez dije: “Rayos por más que busco no encuentro el amor” y un amigo dijo: “Este idiota nunca se acuerda donde deja las cosas”), es algo que creo que me falta.

En fin, no quiero que el mundo se arregle, quiero que cambie.

No quiero una sociedad utópica, quiero justicia.

No me considero un héroe, intento serlo.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal